Estos tipos de masajes son más terapéuticos. Están indicados para relajar los músculos y disolver las contracturas de la zona dolorida o contraída.

Al descontracturar conseguimos eliminar la tensión muscular y recuperar su elasticidad, además de activar el sistema circulatorio con lo que aumenta el oxígeno en nuestros tejidos, se reduce la grasa y el colesterol en sangre y se refuerza el sistema inmunológico.

Es este caso se manipula con mucha más fuerza que en otro tipo de masaje para poder deshacer las contracturas.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
He leído y acepto la política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted